Guía de aceites básicos para aromaterapia

Según el aceite que utilicemos en aromaterapia, podemos lograr efectos muy diversos: activar las defensas, atajar el insomnio, combatir la debilidad o el estrés, revitalizar la mente y cuerpo, calmar los dolores menstruales, hidratar y purificar la piel, eliminar toxinas, favorecer el estado de meditación… Es decir, cada aceite tiene sus propiedades curativas específicas. Por eso es importante conocer cómo actúan las distintas esencias que podemos encontrar en las tiendas de aromaterapia.

Las esencias no se deben aplicar directamente sobre la piel (excepto las de árbol de té y la lavanda), sino que deben utilizarse disueltas en otras bases aceitosas como el aceite de almendras. Seguro que en esta pequeña guía de esencias encontrarás una que se ajuste a tus necesidades.

Albahaca: come con ganas

Qué hace: Es un suave estumulante que ayuda a digerir los alimentos. Combate el malestar estomacal producido por úlceras, problemas intestinales o la ansiedad. Cuándo lo uso: inhala el aroma para abrir el apetito si estás pasando por una racha de estrés que te “cierra” el estómago o para recuperarte tras una enfermedad como un resfriado, una gripe o una gastroenteritis.

Eucalipto: respira hondo

Qué hace: elimina la congestión nasal y la sensación de pesadez en la cabeza producida por el resfriado. Cuándo lo uso: en caso de resfriado, realiza vahos varias veces al día, sobre todo por la noche.

Llang-llang: arriba la autoestima

Qué hace: tiene fama de afrodisíaco, pero en realidad ejerce una acción sedante. Baja la tensión alta y ayuda a afrontar problemas de autoestima, miedo, ansiedad o depresión. Cuándo lo uso: cada vez que tienes que enfrentarte a una situación que te produce inquietud. Relájate mientras aspiras el aroma y convéncete de que vas a dar la talla.

Lavanda: dulces sueños

Qué hace: es el calmante más natural. Libera un aroma dulce y balsámico que reduce el estrés y favorece el sueño. Cuándo lo uso: por la noche, cuando tienes dificultades para desconectar de los problemas o pasas por una racha de insomnio.

Manzanilla: nervios a raya

Qué hace: mejora la digestión, tranquiliza los nervios y alivia los dolores de cabeza. Cuándo lo uso: para hacer una buena digestión y calmar el mal humor o la ansiedad.

Árbol del té: piel impoluta

Qué hace: es un potente antiséptico, excelente para el tratamiento de las afecciones de la piel. Cuándo lo uso: si tienes la piel grasa, un vaho a la semana la mantiene limpia. También es eficaz para secar los granos que aparecen en los días previos al sangrado menstrual o el acné persistente.

Romero: tónico natural

Qué hace: favorece la circulación, tonifica los músculos agotados y ayuda a cocentrar la mente en tareas intelectuales. Cuándo lo uso: perfecto para reponer energías en casos de agotamiento físico.

Rosa: el aroma femenino

Qué hace: levanta el ánimo, despierta la parte más creativa y sensible y lleva a un estado entre la relajación y la sensualidad. Cuándo lo uso: cuando estés concentrada en una tarea placentera o un hobby que te entusiasma y te permite expresarte, y siempre que necesites conectar con tu feminidad.

Sándalo: ideal para meditar

Qué hace: es exótico, cálido, seductor. Disuelve las cargas de energía negativa al tiempo que te ayuda a concentrarte en la reflexión. El aroma perfecto para la meditación. Cuándo lo uso: un buen aliado para esos momentos en que sólo quieres recogerte para leer, pensar o descansar a solas.

Menta: frescor balsámico

Qué hace: calma los dolores de cabeza, la tensión general y las molestias de la menstruación. Su aroma es uno de los más agradables y su efecto es balsámico y suavemente estimulante. Cuándo lo uso: aplícate masajes en el vientre durante la menstruación y los días que la preceden para sentir alivio y ligereza. También te ayuda a disolver la tensión cuando tienes la mente repleta de preocupaciones o cosas por hacer.

Jazmín: sensualidad a tope

Qué hace: relaja las tensiones y acúa como vigorizante, mejorando el estado de ánimo y llenando el cuerpo de energía. Cuándo lo uso: conviene tenerlo a mano en el dormitorio, especialmente si tienes una pareja reciente que aún no conoces bien, porque ayuda a resolver los problemas sexuales derivados de la ansiedad, la depresión o el temor.

Naranja: vitalidad y alegría

Qué hace. como el resto de cítricos, es muy refrescante y estimulante. Combate la retención de líquidos, propicia el buen humor y despierta emociones positivas. Cuándo lo uso: siempre que necesites crear buen ambiente y favorecer la comunicación.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. TcmClinic dice:

    Yo creo que : La pregunta del millón seria y ¿Ahora que aceites esenciales basicos compro? Es decir que aceites se necesitan para conformar mi botiquín de aromaterapia. Hay que tener presente que existe una gran variedad de aceites y que la elección en un principio debería de depender de las necesidades que se tengan.
    Paso una URL muy interesante sobre este tema:

    http://www.tcmclinic.es/medicina-alternativa/cuales-son-los-aceites-esenciales-basicos/

    Gracias

Dejar un comentario