Huesos y articulaciones, mantenlos sanos y en forma

Invertir en la salud de nuestros huesos y articulaciones es una forma de garantizarnos una mejor calidad de vida. ¿Quieres saber cómo mantenerlos sanos y en forma?.

huesos y articulaciones sanos Huesos y articulaciones, mantenlos sanos y en forma



Los huesos son duros, crecen y se deterioran como otros órganos. Además de la edad, en los problemas de los huesos y articulaciones también influyen negativamente otros factores: herencia genética, obesidad, sedentarismo, ciertas carencias alimenticias. Toma nota de tus aliados para mejorar la función articular.

  • Glucosamina y condroitina: La glucosamina y la condroitina frenan el desgaste de los cartílagos, ayudan a la regeneración articular y mantienen la solidez y flexibilidad de las articulaciones.
  • Colágeno y ácido hialurónico: La función principal del colágeno es reducir la fricción de las articulaciones y servir de amortiguador para los hueos. El ácido hialurónico estimula la producciión de colágeno, lo que hace que en asociación con éste, favorezca la lubricación de las articulaciones.
  • Vitaminas C y D: La vitamina C es fundamental para la síntesis de colágeno de los cartílagos, mientras que la D, encargada de regular el paso de calcio a los huesos contribuye a la formación y mineralización ósea.

Otras plantas a tener en cuenta: el harpagofito. Sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias han sido aprovechadas desde siemre por las tribus de África del Sur. Ayuda a tratar dolores articulares leves, en especial en cuadros reumáticos crónicos y para mejorar la movilidad de las articulaciones. En farmacias y herbolarios puedes encontrar productos que contienen esta planta orientada a aliviar los dolore articulares leves.

¿Huesos fuertes? Aliméntalos.

El calcio es un mineral que se concentr principalmente en los huesos, pero para poder absorberlo y fijarlo correctamente se necesitan otros elementos como la vitamina D y el magnesio. Una dieta adecuada nos ayudará a conseguir estos elementos, pero si necesitamos suplir estas carencias podemos recurrir a la dolomita, un mineral que aporta calcio y magnesio al mismo tiempo.

 

 

 

 

Dejar un comentario