Alcohol y ejercicio, mitos y verdades

El ejercicio y el alcohol no se llevan bien, porque el alcohol hace que el cuerpo se deshidrate, con lo cual limita la acción de la hormona antidiurética que controla la cantidad de agua que el cuerpo elimina. Su funcionamiento se ve afectado cuando bebes, de ahí que tu orinas frecuentemente perdiendo agua y electrolitos, lo cual afecta notablemente tu rendimiento.

alcohol y ejercicio Alcohol y ejercicio, mitos y verdades



Se pueden quemar las calorías provenientes del alcohol pero no puedes eliminar el alcohol de tu organismo por medio del sudor. El alcohol se metaboliza muy lentamente y sus restos tardan más de 3 horas en ser eliminados completamente del organismo.

Frecuentemente se observa muchas personas sólo entrenan al final de la semana, especialmente los que participan en grupos deportivos de fútbol, baloncesto, etc. Después del entrenamiento intenso, para celebrar, se toman una cantidad considerable de cervezas u otra bebida alcohólica y es muy común oír la frase: “Cuando tomo hago ejercicio y lo sudo todo”.

“El alcohol me relaja”: Cuando tomas te sientes más relajado y menos nervioso porque el alcohol no te permite enterarte de lo que está sucediendo, pero el efecto lo está padeciendo tu sistema nervioso:

  • Tu juicio se entorpece
  • Disminuye tu concentración
  • Tus reflejos son más lentos
  • Disminuye tu coordinación

Beber con moderación

No se trata de criticar a quien bebe, de hecho hay estudios que reportan un beneficio cardiovascular cuando se bebe con moderación, pero ahí está el detalle, la moderación. La regla de Anstie puede usarse como una guía razonable para que los adultos beban de una manera segura, en esencia no se deberían consumir más de 0.5 onzas de alcohol por 23 kg. de peso al día; esto equivale a máximo 3 cervezas o 3 copas vino para una persona de 76 kg de peso.

Efectos negativos del alcohol

  • Te deshidrata
  • Hace que tu organismo pierda importantes vitaminas y minerales
  • Disminuye tu coordinación y te pone lento
  • No se expulsa del organismo por medio del sudor
  • Retrasa la recuperación del glucógeno.
  • Engorda si te excedes

Dejar un comentario