Entre el estrés y la enfermedad


      
8 noviembre 2008. Categoría: Estrés Etiquetas: , .

Además de los problemas de salud física que se derivan del estrés, la situación de estrés puede desembocar con el paso de los años en una situación mental más compleja que indudablemente requiere ayuda médica.

Estas son algunas de las patologías más frecuentes:

  • Neurosis

Trastornos en los cuales hay obsesiones, fobias, manías y ansiedad, llegando a alterarse poco a poco el carácter. Se conserva lúcida la capacidad mental, la diferenciación entre fantasía y realidad y el comportamiento social global.

  • Ansiedad

Es un estado de intranquilidad que no corresponde a lo que ocurre a su alrededor. La persona se mueve por impulsos, más que por reflexiones, y es frecuente que manifiesten el temor a perder el control de sus emociones. Hay demasiada fantasía en los hechos y existe un deseo de huida constante.

  • Fobias

Hay temores exagerados hacia objetos, situaciones o personas, las cuales en sí mismas no constituyen peligro. Las fobias suelen ser hereditarias y se desencadena una huida manifiesta de toda situación de presunto peligro. De no lograrse, se puede desencadenar una crisis de pánico extrema. Estas personas terminan limitando su vida a un círculo muy reducido en el cual no ven peligro.

  • Estrés postraumático

El recuerdo de una situación negativa que le produjo daño produce un embotamiento de su conducta cada vez que una situación similar aparece en su vida. También son frecuentes el miedo a la probreza, a la autoridad, a subir en los aviones, a los ascensores, … Siempre ha existido un problema en el pasado que les condiciona para siempre en el futuro.

  • Narcisismo

Suele darse en el entorno familiar. Se caracteriza por un cuidado exagerado del físico que produce una tensión continuada, y también por una demanda de atención y ayuda constante, con una intensidad y exigencia tal que llega a agotar a todos. Cuando no se satisfacen sus caprichos, las personas narcisistas tienen ataques de ira, y hacen cualquier cosa para reclamar la atención.

  • Hipocondríacos

Lógicamente una persona angustiada por su salud tiene que estar inmersa en un estrés muy alto y continuado. Su modo de referir la enfermedad, con detalles minuciosos, y la angustia que le produce cada síntoma le hacen no poder disfrutar de la vida y sobre todo de la salud.

  • Depresivos

Su falta crónica de momentos continuados de felicidad le llevan al agotamiento y a una sobrecarga emocional que le mina la salud. Una persona depresiva puede ser irritable, ansiosa, con tendencia al llanto, baja autoestima, crítica de sí mismo, con poco interés en las actividades sociales, pesimista, con inapetencia sexual y con ideas muy acusadas sobre el concepto de lo que está bien o mal.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. susana perozo dice:

    eso esta muy gracias a eso todos y todoas tenemos conosimiento sobro el estres y sus enfemedades gracias x su ayuda :)