Ejercicios de respiración de Yoga


   
2 septiembre 2009. Categoría: Yoga Etiquetas: , .

La respiración, en efecto, no sólo tiene un efecto directo sobre la vitalidad del cuerpo, sino que guarda también una estrecha relación con la energía psíquica y con el vigor mental. Veamos tres respiraciones y pranayanas en estos ejercicios de Yoga.

La respiración completa o integral

Es el mejor ejercicio de respiración que existe, puesto que sólo él permite utilizar todo el aparato respiratorio con el máximo rendimiento. Es de gran importancia el hecho de respirar bien porque han observado que la persona que respira de un modo completo goza de mucha más salud, más energía y más equilibrio mental que las que lo hacen de un modo parcial.

Ejecución del ejercicio:

  1. De pie, o sentado en Padmasana. Haga una espiración completa para vaciar bien los pulmones. Inspire ahora lentamente por la nariz, pero respirando sólo con el vientre y sin que se muevan para nada las costillas.
  2. A continuación, y sin interrumpir la entrada de aire, eleve las costillas inferiores y la parte media del tórax, de modo que el aire entre ahora suavemente en la parte media de los pulmones. Acto seguido eleve la parte alta del pecho para que el aire entre incluso en los vértices pulmonares.
  3. En este último tiempo del ejercicio contraiga ligeramente el abdomen con lo cual el aire será empujado asímismo hacia arriba.
  4. Todos estos movimientos ha de hacerse de un modo continuado, uno después de otro, formando una sola unidad, sin forzar ni violentar nada en ningún momento. El movimiento ha de resultar uniforme, suave y natural. Después inicie la espiración. Empiece aflojando la tensión de la parte alta del aparato respiratorio, siga con la parte media del mismo para terminar con una relajación abdominal completa. El aire debe fluir siempre por la nariz, de un modo regular, suave y uniforme.

La respiración completa puede hacerse de tres a diez veces en una sola sesión, aunque empezando el primer día con tres respiraciones tan sólo y aumentando una respiración por sesión cada día. No hay inconveniente en que se hagan dos sesiones al día, tanto de respiración como de asanas.

Beneficios de este ejercicio:

Su efecto benéfico se extiende a todos los órganos y funciones del cuerpo sin excepción. Psicológicamente, la respiración completa induce al desarrollo de la confianza en sí mismo, aumenta la energía psíquica, estabiliza el estado de ánimo y da una actitud abierta, decidida y emprendedora.

“SUKHA PURVAK” o “Pranayama” fácil

Para hacer este ejercicio de respiración controlada es preciso que se haya practicado, por lo menos durante un mes, la respiración integral que anteriormente hemos descrito.
Ejecución del ejercicio:

  1. Después de una espiración completa, haga una inspiración integral durante cuatro segundos. Retenga el aire dentro de los pulmones cerrando la glotis y apretando el mentón contra el pecho, durante ocho segundos.
  2. Entonces levante la cabeza y haga una espiración completa, también durante ocho segundos.
  3. La fórmula respiratoria en el comienzo, es, pues: 4- 8-8.
  4. Repita el ejercicio tres veces. Al cabo de una semana de práctica diaria puede añadir otra repetición, y otra más a la tercera semana, de modo que llegue así a hacer cinco respiraciones diarias de la medida 4-8-8.

Beneficios del ejercicio
Este ejercicio si se practica adecuadamente, sin excesos, es excelente para reforzar y dominar el sistema nervioso. Aumenta su capacidad de rendimiento y desarrolla las facultades mentales.

“KAPALABHATI” o “Pranayama” de la Cabeza Resplandeciente.

Ejecución del ejercicio:

  1. Haga una inspiración completa. A continuación haga una espiración vigorosa por la nariz de modo que salga de un golpe el aire que había entrado. La espiración se ha de hacer mediante una contracción del abdomen semejante a la del acto de toser.
  2. Una vez que suelte la contracción, sin hacer nada especial para ello, y debido a la relajación abdominal, automáticamente entrará de nuevo aire en los pulmones. Entonces repita la espiración vigorosa, una y otra vez, hasta llegar al número total de once. O sea, que el Kapalabhati se compone inicialmente de once espiraciones forzadas ininterrumpidas, conseguidas mediante súbitas contracciones de los músculos abdominales y del diafragma. Como que las costillas no intervienen de manera activa en ningún momento de la respiración, el pecho permanece todo el rato prácticamente inmóvil.
  3. Después de hacer las once espiraciones forzadas y rápidas, descanse unos momentos respirando con normalidad. Una vez reposado, repita otra serie de once espiraciones más, y al cabo de quince días puede añadir otra serie de once, con lo que hará un total de tres series de once respiraciones cada una. Procure no hacer ningun esfuerzo especial con las fosas nasales y la laringe.

Los beneficios de este ejercicio:

  • Este ejercicio de pranayama produce una rápida eliminación de todas las mucosidades adheridas en el aparato respiratorio.
  • Refuerza el sistema nervioso.
  • Permite absorber gran cantidad de oxígeno.
  • Tonifica la circulación y eleva el rendimiento metabólico.
  • En el aspecto psíquico aumenta el dominio de sí mismo y la capacidad de concentrar la mente.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. Rodrigo dice:

    hola, muy buena esta página, seguire consultandola, saludos!!!!

Dejar un comentario