Estilos de natación


   
21 octubre 2008. Categoría: Natación Etiquetas: , .

Nadar sin más de un extremo a otro de la piscina puede resultar monótono y aburrido. Para que te resulte más interesante traza tu propio programa de entrenamiento alternando distintos estilos de natación:

  • Nadar a intervalos

Es la forma más fácil de entrenarse. No se hacen grandes esfuerzos y, sin embargo, las pulsaciones aumentan considerablemente. Se procede así: nadar 25 metros, descansar durante unos 45 seguntos y volver a nadar otros 25 metros. Mantener ese ritmo diez veces para empezar. Mas adelante podrás llegar hasta los 20 minutos. El tiempo de descanso no debe ser tan largo que el pulso llegue a recuperar su nivel de reposo.

  • Nadar a fondo

Consiste en nadar durante 10 minutos por lo menos sin detenerse y sin apoyarse de vez en cuando en el borde de la piscina, pudiendo cambiar de estolo a voluntad. Si quieres o puedes seguir nadando, 20 minutos sin interrupción serán suficientes. En este intervalo de tiempo la circulación sanguínea habrá estado funcionando a toda marcha lo suficiente, por lo que es conveniente y necesario hacer una pausa.

La velocidad de natación no tiene importancia en esta modalidad. Lo verdaderamente importante es respirar debidamente: inspirar y espirar por boca y nariz siempre al mismo ritmo del movimiento, sin contener nunca la respiración, ni siquera cuando se va buceando (hay que espirar contra la presión del agua).

  • Nadar a braza

Con el cuerpo completamente extendido, deslizarse por el agua distendidamente, con la cara y las palmas de la mano hacia abajo. Volver un poco hacia afuera las palmas de las manos y extender los brazos lateralmente, encogiéndolosd después hasta la altura de los hombreos. durante esa fase, mantener la cabeza levantada, inspirar y, al mismo tiepo, empezar a encoger las piernas. Al mismo tiempo que los brazos vuelven a llevarse hacia adelante, sumergir la cara, espirar y lanzar hacia atrás las piernas, que estaban aún dobladas a la altura de las caderas. Con el cuerpo completamente estirado, dejarse deslizar por el agua hasta que llegue el momento de inspirar de nuevo.

  • Nadar a crowl

Al tiempo que se lleva un brazo hacia adelante, por encima del agua, se presiona por debajo de ella hacia atrás con el otro brazo, mientras la cabeza gira por sí misma hacia un lado y la cara emerge del agua tras la ola levantada por la cabeza. Inspirar. A continuación, sumergir en el agua la mano que estaba situada delante de la cabeza y, con la palma de la mano abierta, presionar el brazo hacia atrás hasta colocarlo pegado al cuerpo, a la altura de la cadera aproximadamente, espirando dentro del agua. Golpear el agua con las piernas continuamente, moviéndolas alternativamente en zigzag de arriba a abajo.

  • Nadar de espalda

Este estilo de nataciónes el que menos problemas de respiración presenta, ya que la cara no queda cubierta en ningún momento por el agua. Posición inicial: Tenderse de espaldas sobre el agua, con un brazo extendido en la dirección en que se va a nadar, mientras el otro se mantiene pegado al cuerpo. Cuando el brazo extendido golpea fuertemente al agua con la palma de la mano abierta (aproximadamente a la altura de la cadera), es el momento propicio para inspirar. Al mismo tiempo el brazo que estaba pegado al cuerpo se lleva hacia adelante por encima de la cabeza. Después, espirar. Entre tanto las piernas golpean el agua con los pies extendidos, como el estilo crowl.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. veronica dice:

    la natación es mi deporte favorito

Dejar un comentario