Mitos y verdades sobre el plátano y la linaza

El plátano no engorda

El plátano es prácticamente el alimento ideal para niños, adultos y deportistas. Incluso para las personas que desean adelgazar; es excelente para tu salud, rendimiento y energía.

platano cambur Mitos y verdades sobre el plátano y la linaza


El plátano no engorda

Mito: el plátano engorda.

Verdad científica:  En promedio, y de acuerdo con las referencias científicas de Wellness Foods (Universidad de Berkeley en California), un cambur mediano tiene 109 calorías, es rico en potasio (467 mg), en vitamina C (12% de tus requerimientos diarios), vitamina B6 (40% de tus necesidades diarias), fibra (2,8 g) y 28 g de carbohidratos buenos, saludables, que te ayudan a restablecer tus reservas de carbohidratos y a consumir dulce natural. Al ser tan excelente fuente de potasio, un mineral que se pierde en la actividad física con el sudor, el cambur te ayuda a regular tu balance de fluidos. El potasio además es necesario para regular la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca; y en personas mayores puede ayudar a reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares fatales. Como si esto fuera poco, es una fruta económica.

La linaza, rica en fibra

La linaza ayuda a prevenir trastornos cardiovasculares. Por su alto rico en fibra, resulta útil su consumo en dietas de control de peso.

linaza Mitos y verdades sobre el plátano y la linaza

Linaza rica en fibra

Mito: no consumas linaza, porque contiene arsénico… (a menos que esté tostadas…)

Verdad científica: la linaza es una maravilla de la naturaleza. No deberíamos darnos el lujo de no tomarla a diario, sea en batidos, cereales, yogurt, panes y zumos, siempre y cuando esté molida y no rancia.

Pero la verdad es que la linaza tiene tantas propiedades nutricionales y de prevención de enfermedades y trastornos, que el posible problema no se compara a sus beneficios. En todo caso, la palabra mágica y sabia siempre aplica: la moderación. Así como hay que tener moderación con los pescados grandes y el aceite de pescado, por la posible contaminación con mercurio.

La linaza es rica en fibra tanto insoluble, que regula tu digestión y eliminación, como soluble, que ayuda a bajar el colesterol; rica en grasas buenas como omega 3 y además contiene lignanos, un tipo de fitoestrógeno que podría tener efectos anti-tumores, con propiedades muy interesantes en cuanto a la regulación hormonal. Los lignanos de la linaza pueden ayudar a bajar el colesterol y posiblemente a mantener la densidad ósea, previniendo la osteoporosis (Wellness Letter, Universidad de California UC Berkeley).

La linaza proporciona el ácido alfa-linolénico (AAL), que puede contribuir a un amplio rango de beneficios saludables, incluyendo la salud de las membranas celulares, la producción de prostaglandinas con efectos anti-inflamatorios y, de mayor importancia y significado, tiene capacidades cardioprotectoras.

Este AAL se transforma en el cuerpo en ácidos grasos omega 3 que, como sasbéis, aporta múltiples beneficios al sistema cardiovascular y prevención de infartos.

Raramente ocurren alergias por linaza, hay que tomar una cucharada por vez, para evitar riesgos. Una cucharada de linaza aporta: 47 calorías, 3,3 g de fibra, 0,8 g de grasas monoinsaturadas, 2,7 g de grasas poliinsaturadas, 0 colesterol y 82 mg de potasio.

Comentarios (2)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. M.Carmen dice:

    Yo tomo semillas de linaza a diario y me va fenomenal! Me lo recomendó una doctora de medicina orthomolecular y bendito consejo!

  2. GUSTAVO MELO dice:

    Gracias por tan valioso consejo para nuestra salud. Les agradeceria me informaran cual es la mejor forma de consumir la linaza. Si comprarla molida o en pepa, pues he escuchado que al comprarla molida pierde sus propiedades, y que al consumirla en pepa el organismo no la digiere bien. Gracias por su informacion

Dejar un comentario