Frutas de temporada en verano

En cada época del año encontrarás las frutas que más te benefician, así que incluye en tu alimentación la fruta de temporada, que te aportará los nutrientes que tu organismo necesita en cada estación. Las frutas de verano contienen mucha agua, lo que hace de estos alimentos un aliado contra las altas temperaturas. También incluyen betacaroteno, un nutriente protector contra los efectos perjudiciales de los rayos solares.

Recuerda lo saludable que es consumir fruta cada día.

Frutas de temporada en verano

Sandía: blinda tu cuerpo

sandia Frutas de temporada en verano



(16Kcal/100g). La sandía aporta muy pocas calorías, pero tiene una cantidad de agua y fibra, de ahí sus propiedades laxantes y diuréticas. Contiene licopeno, un antioxidante que rotege frente a ciertos tipos de cáncer.

Arándano: reduce la grasa

arandanos Frutas de temporada en verano

(41Kcal/100g). El arándano se encuentra entre los 10 alimentos con más propiedades antioxidantes, se ha demostrado eficaz frente a las infecciones urinarias, y ayuda a reducir la grasa abdominal.

Melón: estimula el apetito

melon Frutas de temporada en verano

(36Kcal/100g). Los melones son diuréticos, laxantes y estimulantes del apetito. Se componen de un 90% de agua y contienen grandes cantidades de vitamina A y C, además de potasio y fósforo.

Albaricoque: cuida tu corazón

albaricoque Frutas de temporada en verano

(38Kcal/100g). El albaricoque, deliciosamente dulce, es una de las frutas más ricas en betacarotenos, una sustancias que se convierten en vitamina A. Esta vitamina protege frente a las enfermedades cardiovasculares.

Melocotón: huesos y ojos sanos

melocoton Frutas de temporada en verano

(47Kcal/100g). El melocotón es rico en vitaminas A, B y C. Ayuda a mejorar el funcionamiento del cuerpo en general: piel, visión, huesos e incluso el sistema inmunológico.

Mango: piel tersa y joven

mango Frutas de temporada en verano

Mango: fruta de temporada de verano.

(65Kcal/100g). El mango es muy antioxidante, por su contenido en grandes dosis de vitamina A, E y C, los tres nutrientes antirradicales libres más importantes. Por ello, es ideal para nutrir la piel desde dentro.

Consejo: Para aprovechar todos sus beneficios y nutrientes, lo mejor es comer la fruta entera, fresca y con la piel.

Dejar un comentario