Picar entre horas puede ser bueno

Aunque es cierto que nos han repetido muchas vecesque picar entre horas desequilibra la dieta y engorda. Pero toda regla tiene sus excepción, y el “picoteo”, si se hace bien, puede evitar carencias nutricionales e, incluso ayudar a controlar el peso.

comer entre horas Picar entre horas puede ser bueno


Picoteo inteligente

Los beneficios de picar entre comidas, de forma inteligente.

El picoteo inteligente no solo te permite comer entre horas sin engordar, son que también te ayuda a cuidar tu salud y tu piel. Si los dulces te pierden, quizás tienes carencia de cromo. Si estás decaída o tienes ataques de hambre, a lo mejor tu cuerpo necesita más hierro. Descubre la mejor manera de caer en la tentación de picar entre horas, cuidando tu cuerpo y sin ganar peso.

Comer entre horas levanta el ánimo

La sensación de placer que experimentas cuando te das un capricho es positiva para tu estado de ánimo.

Comer entre horas ayuda a adelgazar

Las dietas de adegazamiento restrictivas fallan porque provocan un sentimiento de frustración. Caer en la tentación de vez en cuando ayuda a sobrellevarlas y evita los atracones.

Comer entre horas te alimenta

Tu cuerpo te pide unas veces algo ducle y otras algo salado. No es que te cambies de gustos, es que te pide lo que necesita y sus necesidades cambian.

Picar entre horas, te completa

Todos sabemos el secreto para estar bien alimentados está en hacer cinco comidas al día, pero ¿cuántas de nosotras lo hacemos?. El picoteo entre comidas ayuda a conseguiro. Generalmente picamos algo a media mañana y a media tarde,  coincidiendo con dos de las tomas que todos nos saltamos. También solemos picar antes de comer (porque no hemos picoteado a media mañana) y antes de cenar (por el mismo motivo).

Consejo: Llena tu despensa solo con alimentos que te permitan un picoteo inteligente. Evitarás tentaciones.

El picoteo inteligente, cómo se hace

Puede pasarnos que cuando pensamos en comida queramos  algo de comer que nos guste mucho, nos sacie, y al mismo tiempo no engorde. Parece una misión imposible, pero hay una forma diferente de comer, una forma consciente y racional de enfrentarse a la comida que te permitirá conseguirlo: el picoteo inteligente. Se trata de escuchar a tu organismo y proporcionarle lo que necesita.

Estas son unas ideas para llenar tu estómago y te van a cuidar por dentro dándote ese “plus” que necesitas.

Adiós a los ataques de celulitis

Los atracones generalmente son consecuencia de una dieta desequilibrada, pero también pueden deberse a la falta de hierro. La carencia de este mineral redce el azúcar en ssangre y dispara los antojos. Para controlarlos es imprescindible seguir una dieta rica en hierro. De esta forma se evitarás la celulitis, ya que si en nivel de hierro en sangre es  bajo, se produce una falta de oxigenación en los teidos, incluídos los depósitos de grasa, que se convierten en celulitis ya que con poca oxigenación no se queman. Alimentos que contienen hierro: carne roja, avellanas, berberechos, almejas, yema de huevo, lentejas, pan de centeno o chocolate.

La ansiedad oculta

A veces no comemos por hambre, sino por nervios. Los estados de ansiedad esconden miedos y preocupaciones internas que solemos calmar recurriendo a la despensa, a determinados sabores que nos calman o nos dan tranquilidad. Si te ocurre, hay alimentos que te pueden ayudar a luchar contra esa ansiedad. Ello se debe a que son ricos en vitaminas y minerales que ayudan a tener mejor humor y controlar el apetito, como la vitamina B6 y el magnesio. Alimentos que contienen vitamina B y magnesio: cereales integrales, frutos secos, carnes, marisco o lácteos.

Para que tu dieta funcione mejor

Cuando sigues una dieta también puees picar y, de paso, hacer que esta resulte más fácil y sus resultados sean más duraderos. Esto es posible si incluyes en tu alimentación alimentos ricos en cromo. Este oligoelemento mejora la respuesta del cuerpo cuando se sigue una dieta de adelgazamiento, ya que interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono favoreciendo la acción de la insulina. Además, cuando hay una carencia de cromo, nuestro organismo responde demandando más dulces. Así que una buena forma de vencer la tentación de los dulces,  es aumentar el cromo en la dieta: legumbres, cereales integrales, aceites vegetales, levadura de cerveza, cebolla, lechuga, patatas y berros.

Picoteo con efecto “buen humor”

Cuando te sientas decaída o de bajón hazte con un buen picoteo rico en triftófano, un componente de las proteínas que se transforma en serotonina, una sustancia relacionada con el buen ánimo y el control de apetito. Ocurre lo mismo con el litio, este mineral también ejerce un gran efecto positivo sobre los estados de decaimiento y depresión. Alimentos que lo contienen: plátano, piña, aguacate, lácteos, frutos ssecos, dátiles o soja.

Sensación de estómago lleno

Si a ciertas horas del tía parece que tienes un agujero en el estómago, opta por el picoteo rico en proteínas, que tienen la propiedad de incrementar los niveles de una hormona – llamada coleocistoquinina – que actúa produciendo la sensación de estómago satisfecho. Aquí los encontrarás: carne, pescado, huevos y lácteos son las principales fuentes de proteínas.

Huesos fuertes y más delgada

El calcio es el mineral más abundante del cuerpo, pero también el que más necesitamos reponer para evitar que nuestras reservas mermen y con ello, que nuestros hueos y dientes queden afectados y se debiliten progresivamente. Además, el calcio ayuda a perder peso. Alimentos que contienen calcio: lácteos, pescados enlatados con espinas, legumbres, almendras, orejones, verduras de hoja verde y quesos.

Pica bien y no sumes años

Eligiendo alimientos ricos en selenio, un oligoelemento que ayuda a proteger las células y previene el envejecimiento prematuro de la piel. El selenio es un potente antioxidante natural, altamente recomendable si lo que queremos es fortalecer y rejuvenecer la piel desde el interior. Alimentos ricos en selenio: mariscos, pescados azules, cereales integrales, ajos, cebollas, setas, tomate, brécol, anacardos perejil, pepinos, soja, judías, germen y salvado de trigo, y levadura de cerveza.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. delsy soraya ortiz de panqueva dice:

    hola y gracias x esta información sufro de ansiedad y las dietas son muy fastidiosas …quiero aprender a comer sano gracias

Dejar un comentario