Cómo afectan a tu peso las hormonas

Hace tiempo que llevas una dieta equilibrada, haces ejercicio y no hay manera de adelgazar. ¿Podrían ser tus hormonas? No engordamos solo por comer más, las hormonas también influyen. Te contamos cómo.

hormonas Cómo afectan a tu peso las hormonas



A veces los buenos hábitos no son suficientes para adelgazar o para mantener el peso estable.  La asimilación de alimentos depende de factores externos como los horarios de las comidas y de si los alimentos son más o menos grasos, la actividad física. Sin embargo también influye la acción de algunas hormonas.

Cómo actúan las hormonas.

Nosotros tenemos un conjunto de glándulas que segregan unas sustancias muy especiales llamadas hormonas. Es lo que se llama el sistema endocrino. A través de la circulación de la sangre estas sustancias llegan a múltiples tejidos y órganos y actúan sobre ellos regulado así el funcionamiento de nuestro organismo.

En el control del apetito intervienen muchas hormonas: insulina, leptina, etc., y una sola no explicaría el descenso o el aumento de las ganas de comer.

Para que te hagas unan idea de lo complejo que es el sistema hormonal, solo has de pensar que funciona por reacciones en cadena. La secreción de hormona en una parte del sistema endocrino conlleva la secreción de otra hormona en otra parte. Por eso, cuando una hormona tiene niveles inadecuados puede causa desequilibrios en los niveles de otras hormonas.

Posibles problemas por una alteración hormonal

El sistema horomonal es muy delicado y si se altera puede causar serios problemas. Estos son algunos de ellos.

Aumento o  pérdida significativa de peso. Tiroides.

La tiroides es una glándula en forma de mariposa ubicada en la base del cuello, a uno y otro lado de la tráquea. Produce y libera las hormonas tiroideas. Básicamente tiene dos efectos en el cuerpo. Por un lado, durante los años de crecimiento las hormonas tiroideas hacen que los tejidos se desarrollen. Por otro, controlan que el cuerpo produzca y consuma la energía necesaria. En otras palabras, que el metabolismo funciona bien.

Según como sea nuestro metabolismo quemaremos más o menos energía. Un mal funcionamiento hormonal puede hacer que nuestro metabolismo queme más energía dela que necesita o al revés.

Dificultad para poder adelgazar. Sistema endocrino.

¿Te cuesta mucho adelgazar aunque hagas dieta?. Aunque no sea lo más frecuente, a lo mejor la respuesta está en tu sistema endocrino. Con frecuencia se dice que los hombres tienen más facilidad que las mujeres para adelgazar. Pues bien, una de las claves son las hormonas. Las mujeres, como en cada etapa importante de su vida ginecológica, cuando llea la menopausia tienen tendencia a engordar. Eso se debe en gran  medida a que los centros del apetito están situados muy cerca de los que regulan la actividad ovárica.

Más grasa acumulada en las caderas. Estrógenos y testosterona.

Los hombres segregan más andrógenos, como la testosterona, una hormona que ayuda a construir los músculos. La mujer genera más estrógenos que andrógenos y, por tanto, tiene una musculatura menos desarrollada y tiende a generar más grasa, que sobre todo se concentra en las caderas. Por los androgenos los hombres acumulan más grasa en el abdomen, lo que favorece el riesgo cardiovascular. Sin embargo la grasa que se acumula en las caderas es mucho más saludable.

Aumento del estrés. Cortisol.

El cortisol también se conoce como hormona del estrés. Aunque también es cierto que en la aparición de estrés pueden intervenir otras hormonas como la adrenalina o la hormona del crecimiento. Cuando el cortisol se incrementa mucho, pueden surginr problemas de memoria depresión, ansiedad o incluso obesidad, ya que el estrés a veces conlleva comer de manera compulsiva.

En todo caso consulta siempre a un endocrino cuando dudes de si tu aumento de peso no se debe a tus pautas de alimentación.

 

 

 

 

Dejar un comentario