Cómo evitar los malestares derivados del trabajo.

Calambres
Mantenerse en una misma postura varias horas puede producir calambres y entumecer las extremidades. Para prevenirlo, llévate al trabajo un plátano o un kiwi. Ambos frutos son ricos en potasio y en magnesio, y previenen los espasmos musculare y el hormigueo.

Tensión muscular
Al llegar a casa, masajea la zona dolorida con crema de árnica o con alcohol de romero. Tanto de forma interna como externa, la manzanilla rebaja la tensión muscular y los dolores causados por las malas posturas.
Dolor de cabeza
Tomando a diario un zumo de manzana y papaya conseguirás atenuar el dolor de cabeza derivado de la tensión nerviosa. Empezarás a notar los efectos a partir del tercer día.
Palpitaciones
Si la ansiedad vuelve a pisarte los talones, busca el apoyo del espino blanco, la hierba que mejor serena los corazones acelerados.
Vista cansada
Los colirios formulados con eufrasia (de venta en farmacias y herbolarios) hacen maravillas. Para disminuir la tensión ocular y el enrojecimiento de los ojos, nada mejor que beber a diario una infusión de arándanos, preparada con una cucharadita de esta fruta seca por vaso de agua.

Dejar un comentario