El pepino como tónico casero para la piel

Emoliente, refrescante y relajante. Así es el pepino en su estado natural. Puede utilizarse como tónico casero aplicado directamente sobre la piel. El pepino actúa como tónico y limpiador gracias a su contenido de vitamina E, aceites naturales y agua. Surte efectos visibles en tan sólo pocos minutos. A mediano y largo plazo atenúa las manchas, pecas y arrugas.

pepino El pepino como tónico casero para la piel



Cómo preparar un tónico casero con pepino

Un efectivo tónico casero consiste en pelar un par de pepinos enteros y cortarlos en rodajas. Luego se calientan en agua sin llegar al punto de ebullición, se dejan reposar hasta alcanzar temperatura ambiente y se pasa el jugo por un colador. Finalmente, se refrigera el jugo y se aplica frío en la piel, preferiblemente con algodón.

¿Insolación, quemaduras, artritis o acné?

El pepino neutraliza la grasa y calma el escozor en la piel. Con un asistente de cocina o triturador, golpee la pulpa hasta que tome una consistencia pastosa. Aplique sobre el área afectada por media hora o 45 minutos. La emulsión de las semillas es más efectiva para los abscesos y erupciones cutáneas de mayor seriedad.

Beneficios nutricionales del pepino.

  • El pepino neutraliza la acidez, es refrescante, contribuye con la circulación sanguínea y purifica los intestinos.
  • Cien gramos de pepino aportan aproximadamente seis miligramos de vitamina C. La dosis diaria recomendada de esta vitamina es de 60 mg. para intensificar las funciones inmunológicas.
  • La piel del pepino contiene fibra y vitamina A ¿por qué desecharla?
  • Comer el fruto por 40 días produce una desintoxicación profunda en el organismo. Es además fuente de potasio.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. rocio zapata dice:

    Aparte de parecerme alimenticio me gusta por todo en lo que lo puedo utilizar sobre todo en las quemaduras gracias por ese tipo de informacion

Dejar un comentario