Mascarilla casera para exfoliar el rostro a base de manzana

Te proponemos una mascarilla casera para exfoliar el rostro a base de manzana. Dejará tu piel como nueva y te saldrá muy económica. Estos son los ingredientes que necesitarás: 1 manzana pequeña, una cucharadita de aceite de oliva y una cucharada de crema de leche.

mascarilla facial exfoliante Mascarilla casera para exfoliar el rostro a base de manzana



Mascarilla casera exfoliante facial

Preparación de la mascarilla casera para exfoliar el rostro.

Para empezar, retira la piel de la manzana, utiliza un utensilio de cocina para rallar la pulpa de la fruta y ponla en un pequeño bol. A continuación añade el aceite de oliva y la crema de leche y mezcla todos los ingredientes revolviendo suavemente con la ayuda de una cuchara. La mascarilla ya está lista.

Aplícate la mascarilla, extendiéndola con los dedos, sobre la cara y cuello (previamente limpios), y deja que actúe durante unos 20 minutos. Relájate.

Para retirar la mascarilla enjuágate la cara y cuello con agua tibia, con movimientos circulares. Para terminar, sécate la piel con una toalla muy suavemente, y aplica una crema hidratante muy ligera como toque final.

Cómo actúa esta mascarilla facial y cuáles son sus beneficios

Las manzanas contienen un alto nivel de ácido glicólico y cuando se combina con los gránulos de la manzana que has mezclado durante la preparación, se crea una mascarilla exfoliante muy efectiva que ayuda a minimizar las cicatrices de acné, reduce la apariencia de líneas de expresión y arrugas, y lo más importante, actúa como exfoliante celular de la piel, eliminando los tejidos muertos de la superficie de la piel.

El resultado de una mascarilla exfoliante es una piel más suave, uniforme y lisa, ya que hemos renovado la capa más externa de la superficie cutánea.

La crema de leche y aceite de oliva, actúan hidratando la piel,  mientras la calman de posibles irritaciones e inflamaciones. La combinación de estos dos ingredientes naturales también contribuye a reducir las líneas de expresión y las arrugas.

Como ves, todo son ventajas. Las mascarilla resulta fácil de preparar y muy económica. Además no sólo exfolias la piel sino que la hidratas y mimas. Tu rostro se verá más luminoso. Todo un tratamiento de belleza que sin duda tu piel te agradecerá.

Dejar un comentario