Espalda lisa, tersa y uniforme

Siempre le damos prioridad a nuestro escote, pero o pensamos que el “reverso” también puede ser muy seductor. A menudo es una zona olvidada en cuanto al cuidado de la piel. Si quieres lucir una piel lisa y uniforme en tu espalda, no descuides estos frentes:

espalda lisa y uniforme Espalda lisa, tersa y uniforme



Purifica la piel: dile adiós a los puntos negros y a los granitos. Las cremas limpiadoras con ácido salicílico y las cremas con peróxido de benzoílo (del 2 al 5%), dos veces al día, consiguen excelentes resultados. Es sí, prescinde de las cremas con aceites sobre las zonas con acné.

Reafirma los contornos: El paso de los años, los cambios de peso y la falta de ejercicio hacen que la piel de la espalda se vuelva flácida. Para tonificarla, aplica cremas que incluyan retinol, silicio y aceite de rosa mosqueta. También puedes trabajar los músculos que sujetan la piel practicando natación, o ejercicios con poleas y pesas.

Reduce la grasa localizada: las cremas lipolíticas y drenantes (con cafeía, carnitina, hiedra), junto con una dieta hipocalórica, pero equilibrada, conseguin una espalda más esbelta.

Si la piel de tu espalda es seca: recuerda que los suplementos ricos en ácidos grasos omega 3 mejoran su hidratación. Tampoco olvides exfoliar periódicamente con un guante de crin o con cremas exfoliantes corporales.

Dejar un comentario